Desde Harvard piden elecciones y denuncian abusos en Bolivia

30 de julio de 2020

La Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de Harvard (EE UU) y la Red Universitaria por los Derechos Humanos (UNHR) denunciaron “patrones desconcertantes de violaciones de Derechos Humanos desde que el Gobierno interino asumió el poder” en Bolivia en noviembre de 2019.

Esta instancia internacional asegura que “estos abusos crean un ambiente que ha socavado la posibilidad de unas elecciones libres y justas”. Esta es la conclusión que dieron en el informe titulado “Nos dispararon como animales”, publicado cuatro días después de que las autoridades bolivianas anunciaran que quieren suspender por segunda vez en el año la votación para la vuelta de la democracia, que estaba fijada para el 6 de septiembre (y, antes, el 3 de mayo).

El informe, producto de una investigación independiente de seis meses, llama a “un alto a la represión estatal y la violencia”, un giro hacia la “rendición de cuentas y la justicia”, y a un camino hacia “unas elecciones libres y justas”, luego de dar cuenta de ejecuciones extrajudiciales y represión generalizada bajo el gobierno transitorio de Bolivia a cargo de Jeanine Áñez desde el 12 de noviembre de 2019, dos días después de la interrupción del orden constitucional.

Áñez asumió la presidencia en forma transitoria con la obligación de convocar a nuevas elecciones antes de enero del 2020, y bajo su amparo, los mismos militares que se sublevaron contra el gobierno constitucional, mataron en esos días al menos a 23 personas e hirieron a más de 230, cifras que se elevan hoy en los cómputos de las organizaciones sociales y de DDHH, con más de ocho meses de ejercicio de un gobierno que no fue votado.

“Estos abusos reflejan el comportamiento autoritario de las dictaduras de la década de 1970 en América”, aseguraron, y expresaron que “hemos identificado patrones desconcertantes de violaciones de derechos humanos desde que el Gobierno interino asumió el poder”.

Por último, el informe de Harvard y UNHR expresó que el gobierno transitorio debe cumplir su obligación y compromiso de celebrar “elecciones presidenciales libres y justas” y “lo más rápido posible”, al tiempo que expresó la necesidad de “condenar los asesinatos llevados a cabo en Sacaba y Senkata”, de “una minuciosa e imparcial investigación sobre pasadas y continuas violaciones de derechos en Bolivia” y “retener cualquier ayuda económica o política que pueda ir hacia la renovación o la continuación del abuso”, como así también “denunciar la persecución de actores políticos y sus partidarios”.

La Clínica Internacional de Derechos Humanos en la Facultad de Derecho de Harvard tiene como misión “proteger los Derechos Humanos de clientes y comunidades alrededor del mundo”, en tanto que la Red Universitaria por los Derechos Humanos trabaja para “promover los DDHH en casa y en el extranjero” y está compuesta por organizaciones de defensa de los DDHH y comunidades afectadas o amenazadas por conductas estatales, corporativas o privadas abusivas.