El litio y el “golpe” en los tuits de Elon Musk

28 de julio de 2020

El intercambio en Twitter del magnate nacido en Sudáfrica Elon Musk, dueño de la fábrica más grande de autos eléctricos y una de las personas más ricas del mundo, confirmó una vez más que en Bolivia se forzó una interrupción de la democracia, a través del “golpismo” y con el litio como una de sus causas centrales.

Una vez más quedó en evidencia que los argumentos políticos que dieron origen a la crisis institucional que sufre hoy el pueblo boliviano son funcionales a poderes económicos concentrados que no están dispuestos a pensar colectivamente sino en sus propias ganancias, sobre todo en relación al litio.

“¿Sabes lo que a la gente no le importa? El gobierno de los Estados Unidos está organizando un golpe de estado contra Evo Morales en Bolivia para que pueda obtener litio allí”, escribió el usuario @historyofarmani a Elon Musk, a lo que éste último respondió: “Nosotros golpearemos a quien queramos, acéptelo”.

El candidato a vicepresidente de Jeanine Áñez, Samuel Doria Medina, afirmó que Musk y el actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, están discutiendo la apertura de una fábrica de Tesla en Brasil. La explotación del litio es una necesidad imperante para el negocio de Musk y sus baterías de iones de litio y es por ello que está dispuesto a desalojar a cualquier presidente boliviano que defienda los recursos naturales de su país.

Musk también mantiene una amigable relación con el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien bajo su gestión en la pandemia por la Covid-19 lidera el récord con más de 4,2 millones de contagios y más de 146.000 fallecimientos, seguido de Brasil, conducido por Bolsonaro, otro gran amigo de Musk, que supera los 2,4 millones de casos y acumula más de 87.000 muertos.

El magnate amenazó con despidos a los empleados de su planta en California que temían volver a sus lugares de trabajo por la pandemia, y fanfarroneó con ponerse al frente de la resistencia si el gobierno intentaba impedir la reapertura. “Si van a detener a alguien, ahí estaré yo para que me detengan solo a mí”, tuiteó.

El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, defiende los intereses de los poderes concentrados que obtienen incalculables fortunas año tras año explotando los recursos naturales de países latinos. El litio es uno de los minerales codiciados por industrias como la de los automóviles eléctricos y los teléfonos inteligentes, dado que es utilizado para fabricar sus baterías. En 2019, las reservas de litio en Bolivia totalizaron 21 millones de toneladas métricas certificadas, lo que equivale a la mayor proporción del planeta.

Bolivia posee las mayores reservas de litio en salmueras en el mundo, en el Salar Uyuni y, a diferencia de lo que ocurre en Argentina y Chile, donde el recurso se encuentra en manos de multinacionales que responden a intereses foráneos, en Bolivia es el Estado Plurinacional el que controló de forma soberana el recurso y lo explota de acuerdo a los intereses nacionales.

Este hecho supone, sin lugar a dudas, tensiones con Estados Unidos, ya que, claro está, las políticas implementadas por los gobiernos del Movimiento al Socialismo, conducidos por Evo Morales, distan mucho de las que el país del norte desea para Bolivia.

En el 2008, el proyecto de industrialización del Salar Uyuni fue presentado por los movimientos sindicales campesinos que decidieron elevar la demanda a Evo. El mismo suponía alcanzar la producción de carbonato de litio y cloruro de potasio mediante la creación de una empresa pública y estatal.

Así, una demanda popular se transformó en una política de Estado. El saqueo del litio de Bolivia que establecieron y pretenden hoy las empresas transnacionales deja al descubierto que están dispuestas a todo por maximizar sus ganancias. Incluso, a defender y apoyar procesos antidemocráticos que no respetan ninguna legislación boliviana ni de organismos internacionales.

El pueblo de Bolivia debe concientizarse sobre las alarmantes amenazas que significa contar con la reserva de litio más grande del mundo y su consiguiente defensa para las futuras generaciones.

Lea también

Lucho Arce denuncia que Gobierno transitorio negocia litio de Bolivia

Gobierno transitorio hace gestiones sobre el litio boliviano

El litio boliviano en manos bolivianas